Cuáles son los idiomas más complicados para aprender

Aprender un nuevo idioma es siempre un momento especial. El contacto con un nuevo idioma, una nueva cultura, es siempre algo enriquecedor, en que cada etapa de aprendizaje representa una conquista, una evolución. Definitivamente es muy común encontrar personas preguntando cuáles son los idiomas más complicados para aprender, especialmente y razón del recelo de encontrar dificultades.

Quais são as línguas mais complicadas de aprender

El hecho es que aprender cualquier idioma es una tarea “difícil”, pues lleva tiempo, empeño y voluntad.

Es importante saber, entretanto, que existen aquellos idiomas que, por no ser originarios del latín, como nuestro portugués (español), no tienen muchas similitudes con nuestro idioma, lo que hace que el aprendizaje sea más complicado.

Español, portugués, italiano, francés y rumano están entre los idiomas provenientes del latín que son de “fácil” aprendizaje. En contrapartida, podemos decir que los idiomas más complicados para aprender, para un brasileño (habla hispana), sin duda son los que no tienen relación con el latín.

Entonces, vea abajo los idiomas más difíciles de aprender.

Japonés

Seguramente el japonés está entre los idiomas que vienen a nuestra mente en el momento en que pensamos cuáles son los idiomas más difíciles de aprender, ¿verdad?

Con 127 millones de hablantes nativos, el japonés es un idioma que, como muchos saben, tiene su alfabeto totalmente compuesto por ideogramas.

Quais são as línguas mais complicadas de aprender

La escritura japonesa está compuesta por Katakana, Kanji e Hiragana, dos silabarios con más de 40 caracteres cada uno, que en conjunto se conocen como Kana. O sea, si quiere dominar el idioma, tendrá que aprender más de 10.000 caracteres en total.

Los textos aparecen de dos formas: estilo occidental, en líneas horizontales; y formato tradicional, con columnas verticales de arriba a abajo de la página, de derecha a izquierda.

Además del aspecto gramatical, el japonés es un idioma tonal. O sea, el significado de las palabras puede variar según la entonación e incluso el contexto, llegando a más de 50 sonidos que deben ser memorizados.

Ciertamente, con solo leer esta información, es fácil entender por qué puede ser complicado aprender japonés.

Ruso

El ruso está, claro, entre los idiomas más difíciles de aprender, principalmente por formar parte de la familia eslava, así como el polaco, ucraniano, búlgaro y eslovaco, por ejemplo. 

Otra característica que deja el ruso aún más complicado tiene relación con el uso del alfabeto cirílico.

Así como el japonés, uno de los factores que hace que este idioma sea extremadamente complicado es la falta de similitud con el portugués (español).

Son 33 letras (10 vocales, 21 consonantes y 2 signos [ь, ъ]), cuya grafía está lejos de ser similar al latín / románico.

Incluso, estos dos signos siquiera poseen sonoridad, ya que sirven solamente para indicar la pronunciación, siendo ella suave o dura.

Por lo tanto, podemos decir que hay diversas formas de decir cada letra, variando según la sonoridad, sea esta abierta, dura o suave. En otras palabras, en ruso, un sonido ligeramente diferente puede darle un significado completamente distinto a la palabra.

Quais são as línguas mais complicadas de aprender
Alfabeto russo

Coreano

El coreano, así como el japonés, presenta un alto grado de dificultad en su aprendizaje, especialmente por usar el lenguaje tonal.

Con más de 71 millones de hablantes nativos, el coreano es parte de una familia linguística aislada y tiene un alfabeto Hangul.

Definitivamente el alfabeto coreano es complicado para aprender, a pesar de ser más fácil que el japonés. El sistema para escribir es Hangul, compuesto por una serie de símbolos que consisten en 24 letras, siendo 14 de ellas consonantes y 10 vocales.

Además, la combinación de todas estas letras acaba generando cinco consonantes dobles y 11 diptongos.

Para un hablante de un idioma proveniente del latín, aprender coreano seguramente no será una tarea fácil.

Idiomas más complicados para aprender: misión casi imposible

Ahora que conoce tres de los idiomas más difíciles de aprender, es más fácil entender por qué muchas personas ni se acercan a esos idiomas.

Cabe mencionar brevemente también algunos otros idiomas complicados, como mandarín (chino), vietnamita, árabe, finlandés y tailandés.

Para leer más contenido como este, esté atento al Blog de Brazil Translations. ¡Hasta la próxima!